Esta posada está ubicada en las faldas del monte Corona y a 2km de la playa (Comillas) por lo que el lugar tiene por si mismo un encanto especial. Si además, se une que la casa es pasiega del siglo XVIII rehabilitada, conservando su máxima autenticidad y aportando al alojamiento las comodidades de hoy con la máxima calidad en el descanso. pretende por tanto, crear un ambiente confortable, individual o colectivamente a gusto del viajero, donde el descanso, la paz, y el buen yantar son nuestras señales de identidad.

es una posada rural donde los clientes serán siempre lo primero.
cena de navidad

Aperitivos.carpacio de gambas y crema de erizos. Ceviche de vieiras.Sorta de cigala.Tataki de Atún y Jarretes de Lechazo al sarmiento.Vinos y cava..